Titulados superiores de sanidad y de ciencias naturales

Ficha

Perspectivas a futuro en Europa

Durante los próximos 10 años, se espera un incremento del empleo del 5% en los profesionales de la salud. Se estima que alrededor de 3 millones de las oportunidades de trabajo procedan de la demanda de sustitución que refleja el envejecimiento de la fuerza laboral en el sector de la salud en toda Europa.

Sectores afectados por la evolución

Creciente demanda de servicios de salud por los cambios demográficos, nuevos estilos de vida y estructuras familiares que mantendrá el número de empleos en toda Europa en el sector tradicional de la salud a lo largo de la próxima década. El desarrollo de técnicas y tecnologías emergentes aumentará el volumen de profesionales que trabajen en el sector de la enseñanza para el año 2025 (13%). Otros sectores que experimentan un crecimiento son la administración pública y el sector de la defensa, que se incrementará en un 6%, así como el número de profesionales que trabajan en el sector de venta al por menor y al por mayor, que verá un aumento del 23% en el empleo para el año 2025.

Tendencias organizacionales


Unidades de conocimientos especializados por el envejecimiento y enfermedades a l.p. como demencia y Alzheimer,..
Aprendizaje y adaptación a cambios en los servicios (telemedicina, medicina preventiva),comunicar información compleja y competencias de gestión (coordinar equipos multidisciplinares)
Ampliación de las funciones y competencias para la toma de decisiones complejas, experiencia clínica y cualificaciones de alto nivel.
Servicios más personalizados y mayor rendición de cuentas (transparencia), promoviendo la elección de los consumidores, sistemas de gestión de la calidad.

Tendencias tecnológicas


Impacto de los avances tecnológicos en la toma de decisiones clínicas y en la provisión de una atención más anticipativa mediante la digitalización, estudio y análisis de los registros de las y los pacientes. Aplicación de nuevas tecnologías con fines médicos: móviles, Internet, big data y sus aplicaciones en la "salud electrónica".

Tendencias económicas


Limitaciones presupuestarias y demanda de capacidades de gestión para mejorar la eficiencia (análisis de costes y beneficios) y aplicación de reformas estructurales (centros de salud locales).
Limitaciones económicas y asunción de funciones más amplias (enfermería) con competencias para la toma de decisiones complejas, experiencia clínica y cualificaciones de alto nivel.
A pesar de que las competencias pueden llegar a ser muy diversas en función de los diferentes perfiles profesionales y las funciones individuales que desempeñan dentro del sector de la salud, esta diversidad de especialidades puede verse afectada por unos cambios previsibles comunes. Los factores de cambio comunes se observan en los patrones demográficos, las nuevas formas de prestar asistencia sanitaria y el desarrollo y la integración de la tecnología en la práctica de la profesión.
La mayoría de los países europeos están experimentando cambios demográficos, que alteran las tradicionales claves en las que hasta ahora se centraba la demanda en los sistemas nacionales de salud. El envejecimiento de la población demanda conocimientos especializados para tratar las enfermedades a largo plazo asociadas a la vejez, como la demencia, Alzheimer y otros problemas de salud relacionados con la edad. Por ejemplo, profesionales de la odontología tendrán que adquirir conocimientos sobre odontología geriátrica o gerodontología o los profesionales de asistencia en el parto tendrán que consultar y proporcionar atención a las mujeres de mayor edad. Los niveles de riesgo y la complejidad aumentan en el trato con pacientes de mayor edad, por lo que algunas competencias de gestión de riesgos también podrían ser relevantes para los profesionales de la salud.
Los cambios en los patrones de prestación de servicios sanitarios afectarán a las necesidades de cualificación de los profesionales sanitarios con énfasis en la telemedicina y la medicina personalizada, así como en las medidas más preventivas, tales como asesoramiento en salud, promoción de la salud y autonomía del paciente. Se espera que este grupo de profesionales desarrollen aptitudes sociales básicas tales como: capacidad de adaptación con relación con las nuevas técnicas; responsabilidad en los procesos de aprendizaje; y la capacidad de comunicar información compleja con una amplia gama de pacientes, así como competencias en comunicación y gestión. Estas últimas son cada vez más necesarias para coordinar equipos multidisciplinares de proveedores de servicios de cuidado, tales como personal de enfermería, de atención y cuidados en el hogar y psiquiatría.
Los avances tecnológicos están incrementando continuamente el potencial de los y las profesionales sanitarias en la toma de decisiones clínicas y en la provisión de una atención más anticipativa. La prestación de asistencia sanitaria se está modificando por la aplicación de nuevas tecnologías, no necesariamente creadas para este ámbito, pero con posibilidades de aplicación con fines médicos tales como dispositivos móviles, Internet, big data y sus aplicaciones en la "salud electrónica". El uso de las TIC puede tener beneficios significativos para los pacientes: p. e. personal médico de un hospital puede llegar a realizar un diagnóstico más rápido y con mayor precisión mediante el uso de un sistema tecnológico experto que con los métodos tradicionales , introduciendo los datos de los pacientes en el sistema, lo que proporciona un diagnóstico. El sistema puede ser capaz de recabar toda la información de los libros de medicina y los últimos informes / publicaciones para llegar al diagnóstico e incluso recomendar tratamientos o pruebas de laboratorio adicionales. Estas tecnologías también enriquecen los datos disponibles por responsables políticos y de gestión para la toma de decisiones mediante la digitalización, estudio y análisis de los registros de los pacientes. Todo esto inevitablemente aumenta y amplia el abanico de competencias de los y las profesionales de la salud que deben poseer y desarrollar continuamente tanto conocimientos técnicos como experiencia en el uso de técnicas y metodologías emergentes relevantes para la salud.
En estos años posteriores a la crisis, los presupuestos nacionales en salud están siendo objeto de limitaciones en muchos Estados miembros. Los equipos profesionales pueden necesitar adaptar sus capacidades de gestión a para mejorar la eficiencia (por ejemplo, análisis de costes y beneficios de los procedimientos y prescripciones) y aplicar reformas estructurales (por ejemplo, en relación con los centros de salud locales).
Los cambios organizativos, provocados por la disminución de los presupuestos y la necesidad de mantener la calidad de la atención con un gasto mínimo de recursos, ha dado lugar a la confusión de roles entre profesionales sanitarios en diferentes áreas y con diferentes niveles de antigüedad. También ha habido un renovado impulso para la formación de personal de enfermería en otros países, que asumirán algunas de las funciones que venían realizándose por otros profesionales de la medicina. Los profesionales de enfermería y otros profesionales de la salud desempeñarán funciones más amplias y deberán desarrollar competencias para la toma de decisiones complejas, experiencia clínica y requerirán de cualificaciones de alto nivel. Un cambio similar ha comenzado a producirse en el Reino Unido, donde personal técnico en emergencias sanitarias o en atención médica prehospitalaria, han ganado un papel cada vez mayor en la prestación de servicios atención en la comunidad, lo que reduce el flujo de pacientes que acuden a los departamentos de accidentes y de emergencia. Otros profesionales de la salud también traspasarán las fronteras en los límites de prestación de la atención sanitaria, especialmente en la atención comunitaria.
La incorporación creciente de la posibilidad de elección por parte de los y las pacientes en los sistemas de salud pública ha llevado a una mayor utilización del intercambio de datos para proporcionar servicios más personalizados y una mayor rendición de cuentas, lo que se conoce como "transparencia". Los datos sobre desempeño de los proveedores de atención primaria se han puesto a disposición de pacientes y competidores para promover la elección de la poblacion y aumentar la calidad de la atención. El equipo de profesionales sanitarios tendrá que ser consciente de la calidad de su servicio, especialmente en comparación con otros proveedores de atención médica y aquirir conocimientos en materia de sistemas de gestión de la calidad.
Información recabada del Programa Skills Panorama de la Comisión Europea, a cargo de la Dirección General de Empleo, Asuntos sociales e inclusión y gestionado por CEDEFOP.