Trabajadores/as cualificados/as de agricultura y pesca

Ficha

Perspectivas a futuro en Europa

A pesar de la creciente demanda de alimentos y otros recurso agrícolas, el empleo disminuyó en un 15% entre 2005-2015 por la mejora de la productividad a través de la aplicación de la ciencia y tecnología y los nuevos métodos de producción. Se estima una disminución para la próxima década del 13%, aunque dada la estructura de edades de la ocupación (el 45% del personal ocupado en este grupo tiene 50 años o más), la demanda total superará los 5 millonses para reemplazar los 3 millones que se retirarán en ese período.

Sectores afectados por la evolución

Tendencias organizacionales


Hay una necesidad creciente de incorporar conocimientos de sostenibilidad en la práctica cotidiana (manejo de pesticidas y otros productos químicos, reducción de las emisiones de CO2, uso de las energías renovables y gestión de los recursos hídricos).
Demanda de productos de origen sostenible que requiere competencias en la gestión de los recursos pesqueros no tradicionales y métodos de producción orgánica.

Tendencias tecnológicas


La maquinaria y robótica aumentan la eficiencia de los recursos y la demanda de conocimientos en el uso de equipos de manera efectiva (productividad). A su vez, diversifica el rol de las personas profesionales de agricultura que pasan de cultivos basado en el trabajo manual hacia el mantenimiento de robots agrícolas.
Los software de análisis y cloud computing permite consultar datos durante las actividades y aplicar enfoques nuevos como la “agricultura de precisión.” La gestión de datos será un requisito, permitiendo al personal procesar la información recogida de diferentes sensores y sistemas de mapeo.

Tendencias económicas


Conocimiento de la evolución de la reglamentación nacional, PAC y sobre las prácticas sostenibles para hacer un uso más eficiente de los recursos.
La agricultura se ve desafiada por el envejecimiento de sus trabajadores/as y la importancia de la planificación de la sucesión, con mayor énfasis en comunicar la información técnica y determinar nuevas áreas de mejora.
Las habilidades técnicas relacionadas con el tipo de recurso con el que trabajan son muy importantes para el personal cualificado agrícolas, forestal y pesquero. Sin embargo, también necesitan tener una amplia gama de capacidades transversales y básicas para adaptarse a los cambios en los procesos de producción, y otros cambios y desafíos específicos del sector. La maquinaria y robótica avanzada están supliendo gradualmente las funciones llevadas a cabo anteriormente por los y las trabajadoras en el sector de la agricultura. Si bien su uso presenta una amplia gama de oportunidades para aumentar la eficiencia de los recursos, los y las agricultoras necesitan cada vez más adaptar sus operaciones de mantenimiento para utilizar el equipo de manera efectiva y maximizar la productividad y la vida útil de la maquinaria. La prevalencia de la robótica y maquinaria avanzada en la agricultura va a diversificar el rol de este grupo profesional, alejándose de los mitos de cultivo antiguos, basados en trabajo manual y el mantenimiento de una maquinaria simple, hacia el mantenimiento de robots agrícolas, “agrirobots”. Los avances en el software de análisis y el procesamiento de datos en la nube pertinen ofrecen a los y las profesionales de la agricultura herramientas electrónicas que pueden consultar durante la realización de sus actividades y enfoques totalmente nuevos como la “agricultura de precisión”. El software también puede almacenar pruebas digitales que pueden presentarse a quienes se encargan de la regulación agrícolas en el ámbito nacional y de la UE en el cumplimiento de las condiciones de subvenciones. La gestión de datos es probable que se convierta en un requisito para la práctica agrícola, permitiendo al personal procesar la información recogida de diferentes sensores y sistemas de mapeo. El cambio climático y la degradación del medio ambiente aumentan las responsabilidades de los y las agricultoras respecto a la conservación y gestión del medio ambiente. Necesitan mantener la productividad de sus tierras mientras hacen frente a fenómenos meteorológicos extremos como la posible escasez de agua etc. Dado que las prácticas agrícolas y de pesca son fundamentales para promover la sostenibilidad ambiental, hay una necesidad creciente de personal agrícola cualificado para entender cómo la sostenibilidad del medio ambiente es parte integral y aplicable a su práctica cotidiana (es decir, el manejo de pesticidas y otros productos químicos, la reducción de las emisiones de CO2, el uso de las energías renovables y la gestión de los recursos hídricos). El cambio de la demanda de especies de peces no tradicionales, impulsada por la demanda de productos de origen sostenible requiere la comprensión de las zonas de protección marina y habilidades en la gestión de los recursos pesqueros no tradicionales. Esta misma demanda de consumo sostenible también hará aumentar la demanda de conocimiento de los métodos de producción orgánica y de las regulaciones del mercado pertinentes. Las normativas a nivel nacional y europeo, incluyendo la Política Agrícola Común (PAC), han sido implementadas en toda la UE con el objetivo de reducir algunos de los efectos externos negativos de la agricultura, la pesca y el manejo forestal. Los reglamentos PAC requiere que el personal tenga una comprensión actualizada de la evolución de las reglamentaciones y el conocimiento sobre las prácticas sostenibles para hacer un uso más eficiente de los recursos. La agricultura se ve desafiada por el envejecimiento de sus trabajadores/as en mayor grado que la mayoría de sectores en Europa. Entre otras cosas, esto pone de relieve la importancia de las habilidades de planificación de la sucesión. A su vez, los y las trabajadoras agrícolas con altos grados de cualificación tienen que ser capaces de comunicar la información técnica, así de determinar nuevas áreas de mejora. "
Información recabada del Programa Skills Panorama de la Comisión Europea, a cargo de la Dirección General de Empleo, Asuntos sociales e inclusión y gestionado por CEDEFOP.

Ficha

Perspectivas a futuro en Europa

Durante los próximos 10 años, el empleo en esta ocupación es probable que disminuya en un 13%. A medida que los avances tecnológicos transforman los sectores agrícola, de la pesca y forestal se necesitarán más personas cualificadas (un aumento en un tercio, o casi 300 miles de nuevos puestos de trabajo). Al mismo tiempo, el empleo del personal poco cualificado se reducirá de manera significativa - en más de 1,1 millones de puestos de trabajo en 2015-2025.

Sectores afectados por la evolución

Tendencias organizacionales


El cambio de la demanda de especies de peces no tradicionales, impulsada por la demanda de productos de origen sostenible requiere la comprensión de las zonas de protección marina y habilidades en la gestión de los recursos pesqueros no tradicionales.
Se requieren más competencias y conocimientos acreditados a través de las cualificaciones pertinentes y por los organismos certificados, adquiridos a través de cursos de formación, incluida la supervivencia básica en el mar, la lucha contra incendios, primeros auxilios y salud y seguridad.

Tendencias tecnológicas


La industria pesquera es una industria multimillonaria donde se espera que el personal encargado del patronaje y sus tripulaciones estén altamente cualificados técnicamente al trabajar con una amplia gama de instrumentos electrónicos.
Además los y las patronas, contramaestres e ingenieros/as que trabajan en buques de pesca de cierto tonelaje, eslora y potencia motriz y que operan en determinadas áreas requieren Certificados de Competencias acreditados por la Agencia de Guardacostas y Marítima (MCA).

Tendencias económicas


Conocimiento de la evolución de la reglamentación nacional y PAC relacionada con las regulaciones orientadas a reducir algunos de los efectos externos negativos de la agricultura, la pesca y el manejo forestal.
Las habilidades técnicas relacionadas con el tipo de recurso con el que trabajan son muy importantes para el personal cualificado agrícolas, forestal y pesquero. Sin embargo, también necesitan tener una amplia gama de capacidades transversales y básicas para adaptarse a los cambios en los procesos de producción, y otros cambios y desafíos específicos del sector. La maquinaria y robótica avanzada están supliendo gradualmente las funciones llevadas a cabo anteriormente por los y las trabajadoras en el sector de la agricultura. Si bien su uso presenta una amplia gama de oportunidades para aumentar la eficiencia de los recursos, los y las agricultoras necesitan cada vez más adaptar sus operaciones de mantenimiento para utilizar el equipo de manera efectiva y maximizar la productividad y la vida útil de la maquinaria. La prevalencia de la robótica y maquinaria avanzada en la agricultura va a diversificar el rol de este grupo profesional, alejándose de los mitos de cultivo antiguos, basados en trabajo manual y el mantenimiento de una maquinaria simple, hacia el mantenimiento de robots agrícolas, “agrirobots”. Los avances en el software de análisis y el procesamiento de datos en la nube pertinen ofrecen a los y las profesionales de la agricultura herramientas electrónicas que pueden consultar durante la realización de sus actividades y enfoques totalmente nuevos como la “agricultura de precisión”. El software también puede almacenar pruebas digitales que pueden presentarse a quienes se encargan de la regulación agrícolas en el ámbito nacional y de la UE en el cumplimiento de las condiciones de subvenciones. La gestión de datos es probable que se convierta en un requisito para la práctica agrícola, permitiendo al personal procesar la información recogida de diferentes sensores y sistemas de mapeo. El cambio climático y la degradación del medio ambiente aumentan las responsabilidades de los y las agricultoras respecto a la conservación y gestión del medio ambiente. Necesitan mantener la productividad de sus tierras mientras hacen frente a fenómenos meteorológicos extremos como la posible escasez de agua etc. Dado que las prácticas agrícolas y de pesca son fundamentales para promover la sostenibilidad ambiental, hay una necesidad creciente de personal agrícola cualificado para entender cómo la sostenibilidad del medio ambiente es parte integral y aplicable a su práctica cotidiana (es decir, el manejo de pesticidas y otros productos químicos, la reducción de las emisiones de CO2, el uso de las energías renovables y la gestión de los recursos hídricos). El cambio de la demanda de especies de peces no tradicionales, impulsada por la demanda de productos de origen sostenible requiere la comprensión de las zonas de protección marina y habilidades en la gestión de los recursos pesqueros no tradicionales. Esta misma demanda de consumo sostenible también hará aumentar la demanda de conocimiento de los métodos de producción orgánica y de las regulaciones del mercado pertinentes. Las normativas a nivel nacional y europeo, incluyendo la Política Agrícola Común (PAC), han sido implementadas en toda la UE con el objetivo de reducir algunos de los efectos externos negativos de la agricultura, la pesca y el manejo forestal. Los reglamentos PAC requiere que el personal tenga una comprensión actualizada de la evolución de las reglamentaciones y el conocimiento sobre las prácticas sostenibles para hacer un uso más eficiente de los recursos. La agricultura se ve desafiada por el envejecimiento de sus trabajadores/as en mayor grado que la mayoría de sectores en Europa. Entre otras cosas, esto pone de relieve la importancia de las habilidades de planificación de la sucesión. A su vez, los y las trabajadoras agrícolas con altos grados de cualificación tienen que ser capaces de comunicar la información técnica, así de determinar nuevas áreas de mejora.
Información recabada del Programa Skills Panorama de la Comisión Europea, a cargo de la Dirección General de Empleo, Asuntos sociales e inclusión y gestionado por CEDEFOP.

Ficha

Perspectivas a futuro en Europa

Durante los próximos 10 años, el empleo en esta ocupación es probable que disminuya en un 13%. A medida que los avances tecnológicos transforman los sectores agrícola, de la pesca y forestal se necesitarán más personas cualificadas (un aumento en un tercio, o casi 300 miles de nuevos puestos de trabajo). Al mismo tiempo, el empleo del personal poco cualificado se reducirá de manera significativa - en más de 1,1 millones de puestos de trabajo en 2015-2025.

Sectores afectados por la evolución

Tendencias organizacionales


Hay una necesidad creciente de incorporar conocimientos de sostenibilidad en la práctica cotidiana (manejo de pesticidas y otros productos químicos, reducción de las emisiones de CO2, uso de las energías renovables y gestión de los recursos hídricos).
Demanda de productos de origen sostenible que requiere competencias en la gestión de los recursos pesqueros no tradicionales y métodos de producción orgánica.

Tendencias tecnológicas


La maquinaria y robótica aumentan la eficiencia de los recursos y la demanda de conocimientos en el uso de equipos de manera efectiva (productividad). A su vez, diversifica el rol del y la agricultor/a que pasa de cultivos basado en el trabajo manual hacia el mantenimiento de robots agrícolas.

Tendencias económicas


La agricultura se ve desafiada por el envejecimiento de sus trabajadores y trabajadoras y la importancia de la planificación de la sucesión, con mayor énfasis en comunicar la información técnica y determinar nuevas áreas de mejora.
Las habilidades técnicas relacionadas con el tipo de recurso con el que trabajan son muy importantes para el personal cualificado agrícolas, forestal y pesquero. Sin embargo, también necesitan tener una amplia gama de capacidades transversales y básicas para adaptarse a los cambios en los procesos de producción, y otros cambios y desafíos específicos del sector. La maquinaria y robótica avanzada están supliendo gradualmente las funciones llevadas a cabo anteriormente por los y las trabajadoras en el sector de la agricultura. Si bien su uso presenta una amplia gama de oportunidades para aumentar la eficiencia de los recursos, los y las agricultoras necesitan cada vez más adaptar sus operaciones de mantenimiento para utilizar el equipo de manera efectiva y maximizar la productividad y la vida útil de la maquinaria. La prevalencia de la robótica y maquinaria avanzada en la agricultura va a diversificar el rol de este grupo profesional, alejándose de los mitos de cultivo antiguos, basados en trabajo manual y el mantenimiento de una maquinaria simple, hacia el mantenimiento de robots agrícolas, “agrirobots”. Los avances en el software de análisis y el procesamiento de datos en la nube pertinen ofrecen a los y las profesionales de la agricultura herramientas electrónicas que pueden consultar durante la realización de sus actividades y enfoques totalmente nuevos como la “agricultura de precisión”. El software también puede almacenar pruebas digitales que pueden presentarse a quienes se encargan de la regulación agrícolas en el ámbito nacional y de la UE en el cumplimiento de las condiciones de subvenciones. La gestión de datos es probable que se convierta en un requisito para la práctica agrícola, permitiendo al personal procesar la información recogida de diferentes sensores y sistemas de mapeo. El cambio climático y la degradación del medio ambiente aumentan las responsabilidades de los y las agricultoras respecto a la conservación y gestión del medio ambiente. Necesitan mantener la productividad de sus tierras mientras hacen frente a fenómenos meteorológicos extremos como la posible escasez de agua etc. Dado que las prácticas agrícolas y de pesca son fundamentales para promover la sostenibilidad ambiental, hay una necesidad creciente de personal agrícola cualificado para entender cómo la sostenibilidad del medio ambiente es parte integral y aplicable a su práctica cotidiana (es decir, el manejo de pesticidas y otros productos químicos, la reducción de las emisiones de CO2, el uso de las energías renovables y la gestión de los recursos hídricos). El cambio de la demanda de especies de peces no tradicionales, impulsada por la demanda de productos de origen sostenible requiere la comprensión de las zonas de protección marina y habilidades en la gestión de los recursos pesqueros no tradicionales. Esta misma demanda de consumo sostenible también hará aumentar la demanda de conocimiento de los métodos de producción orgánica y de las regulaciones del mercado pertinentes. Las normativas a nivel nacional y europeo, incluyendo la Política Agrícola Común (PAC), han sido implementadas en toda la UE con el objetivo de reducir algunos de los efectos externos negativos de la agricultura, la pesca y el manejo forestal. Los reglamentos PAC requiere que el personal tenga una comprensión actualizada de la evolución de las reglamentaciones y el conocimiento sobre las prácticas sostenibles para hacer un uso más eficiente de los recursos. La agricultura se ve desafiada por el envejecimiento de sus trabajadores/as en mayor grado que la mayoría de sectores en Europa. Entre otras cosas, esto pone de relieve la importancia de las habilidades de planificación de la sucesión. A su vez, los y las trabajadoras agrícolas con altos grados de cualificación tienen que ser capaces de comunicar la información técnica, así de determinar nuevas áreas de mejora.
Información recabada del Programa Skills Panorama de la Comisión Europea, a cargo de la Dirección General de Empleo, Asuntos sociales e inclusión y gestionado por CEDEFOP.