Proyecto Millennium

El proyecto Millennium es un think tank global, fundado en 1996, que vincula a personas expertas de corporaciones, universidades, ONGs, agencias de la ONU y gobiernos vía más de 60 nodos alrededor del mundo en un proceso participativo y prospectivo sobre los retos globales que afectan a la humanidad. Desde hace 4 años, el futuro del trabajo y la tecnología, es uno de estos desafíos claves de su investigación global y Lanbide ha contribuido activamente liderando esta investigación en Euskadi.

 

El estudio del Proyecto Millennium sobre el futuro del trabajo y la tecnología concluye que la naturaleza del trabajo cambiará en las próximas décadas o el mundo se enfrentará a un desempleo masivo en 2050. Más de 200 personas expertas de 50 países han compartido sus opiniones acerca de la dinámica del futuro potencial de la tecnología del trabajo en la primera fase de este estudio, a través de una encuesta Delphi internacional. Los resultados de este estudio se han utilizado para crear 3 escenarios globales del trabajo en el año 2050 para identificar estrategias que han sido evaluadas en los talleres regionales que se han lanzado en todo el mundo por los más de 60 Nodos del Proyecto Millennium.

LANBIDE bajo el presente estudio ha tratado de abordar estos temas trayendo a Euskadi las conclusiones globales del Estudio Delphi internacional sobre el Futuro del trabajo, así como contrastar otras reflexiones y proyecciones sobre el futuro más optimistas que en un horizonte a más corto plazo muestran unos resultados sobre la generación de empleo más positivos. El proyecto busca realizar un proceso de reflexión prospectiva sobre la empleabilidad del futuro, identificado de los factores considerados por las personas expertas internacionales aquellos que serán determinantes para Euskadi para obtener una visión compartida que nos permita reflexionar sobre sus desafíos a futuro.

Los escenarios del futuro del trabajo Euskadi 2030 en el marco del proyecto Millennium vienen a complementar el trabajo realizado bajo el Observatorio de prospectiva de Empleo, Futurelan, donde se desarrolla un escenario “probable”, que se basa en proyecciones que extrapolan la evolución del mercado de trabajo a futuro sin grandes hechos disruptivos y donde claramente ya se van recogiendo tendencias como expectativas económicas, el cambio demográfico o la evolución tecnológica que extrapoladas a futuro, influyen en la demanda de trabajadores en los próximos años.

Sin embargo, junto con este escenario más probable existen potenciales futuros o “futuribles” que son fruto de otras variables que determinan o transforman el contexto en el que nos movemos (y sobre las que podemos o no tener capacidad de influencia). Algunas de estas variables pueden ser totalmente disruptivas respecto a un comportamiento tendencial, como está siendo la crisis Covid-19, y, en otros casos, son fruto directo de nuestra actuación sobre las mismas, es decir la “voluntad” o el “juego de los actores”, que modifican el contexto en el que nos movemos en función de la estrategia o nuestra apuesta y actuación conduciéndonos a futuros “deseables” o evitando futuros más negativos para nosotros.

En esta línea, el futuro no es único y predecible, sino múltiple e indeterminado. Es decir, no sólo existe el escenario más probable o tendencial, sino que además de escenarios plausibles y preferibles, donde los futuros se construyen identificando tendencias que emergen en el presente cuya evolución puede ser determinante en el futuro, distinguiendo hechos disruptivos, identificando lo deseable o lo evitable en el juego de actores.

El proyecto Millennium busca, por tanto, el desarrollo de estos futuros razonables, disruptivos, deseables o no (todos ellos dentro de los futuros posibles), a través de una aproximación prospectiva y simulación que cuentan con la participación de diferentes agentes con enfoques multidisciplinares para alcanzar consensos sobre los impactos, horizontes y grados de probabilidad y para analizar estrategias, visiones,..

Los escenarios se desarrollarán además teniendo en cuenta, no sólo la cantidad, el volumen de empleo que se generaría en los próximos años y abordando tendencias más disruptivas económicas, tecnológicas,… sino también, la calidad del mismo, que aborda aspectos tales como la accesibilidad del empleo y la exclusión laboral de determinados colectivos, políticas relacionadas con la organización del mercado de trabajo, protección social y capacitación.

En torno a los mismos se irá explicando la situación futura del mercado de trabajo vasco y los principales hitos o acciones que nos llevaron a dicho futuro. Así, cada uno de los escenarios propuestos se compondrá de un conjunto formado por la descripción de una situación futura y un camino de acontecimientos que permite pasar de una situación original a otra futura. Estos acontecimientos descritos en cada uno de los escenarios abordarán aspectos relacionados con los diferentes planes y programas puestos en marcha en Euskadi y su potencial impacto sobre el futuro del trabajo.

Compromiso con las personas